Phone 1800 HMETRO Phone Resultados de laboratorio
Cuenta
{{$root.user.NOMBRES}} {{$root.user.APELLIDOS}}
{{ $root.user.NOMBRES }} {{ $root.user.APELLIDOS }}
{{'PROFILES.' + $root.profile}}

Herida

Es toda pérdida de continuidad en la piel, secundaria a un traumatismo. Como consecuencia de la agresión de este tejido existe riesgo de infección y posibilidad de lesiones en órganos o tejidos adyacentes: músculos, nervios, vasos sanguíneos, etc.

Las heridas pueden ser graves en función de una o varias de estas características:
  • Profundidad.
  • Extensión.
  • Localización.
  • Suciedad evidente, cuerpos extraños o signos de infección.
Primeros auxilios en caso de heridas leves:
  • Cohibir la hemorragia (en su caso).
  • Desinfección del material de curas.
  • Desinfección de las manos del socorrista.
  • Limpieza de la herida con agua oxigenada o con agua y jabón, del centro a la periferia. Si la herida es profunda, utilizar suero fisiológico para su limpieza.
  • Si la separación de bordes es importante, la herida necesitará sutura por un facultativo. Si no es así, pincelar con un antiséptico y dejar al aire. Si sangra, colocar un vendaje compresivo (gasas sujetas con venda no muy apretada).
  • NO UTILIZAR directamente sobre la herida: alcohol, algodón, yodo, polvos o pomadas con antibióticos.
Primeros auxilios en caso de heridas graves:
  • Efectuar la evaluación inicial de la víctima.
  • Controlar la hemorragia y prevenir la aparición del shock.
  • Cubrir la herida con un apósito estéril y procurar el traslado en la posición adecuada, controlando las constantes vitales.
  • NO extraer cuerpos extraños enclavados. Fijarlos para evitar que se muevan durante el traslado y causen nuevos daños en su interior.